jueves, 16 de febrero de 2012

KODAK!!! BYE BYE... KODAK!!! ADIOS!!!


Fotos: Ahmed & Taryn
Un tribunal neoyorquino autorizó hoy a la empresa fotográfica Eastman Kodak a que rompa su contrato de patrocinio con el teatro de Hollywood donde desde 2002 se celebra la entrega de los premios Óscar, según informó Variety en su página web.
El icónico teatro Kodak, situado en la esquina más visitada del bulevar de Hollywood, en pleno Paseo de las Estrellas, perderá así su nombre, si bien sus propietarios, la inmobiliaria CIM Group, no ha revelado sus planes sobre cuándo retirará oficialmente la marca fotográfica de las instalaciones.
“Hemos tenido éxito poniendo fin a nuestro patrocinio. Ahora les toca a ellos decidir cómo cambiará el rótulo”, dijo un portavoz de Kodak, famosa compañía con 130 años de historia que el pasado 19 de enero se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas de Estados Unidos por su incapacidad para competir en el mercado digital.



 Kodak solicitó la rescisión del contrato con CIM Group el 1 de febrero y la inmobiliaria respondió siete días más tarde con sus objeciones que finalmente no fueron suficiente para decantar la decisión judicial a su favor.
CIM Group mostró entonces sus suspicacias respecto a eliminar todos los signos de patrocinio de forma inmediata porque el nombre de Kodak está estrechamente ligado a la campaña de publicidad de los Óscar cuya 84 edición se celebrará el 26 de febrero en el teatro que aún se llama Kodak.
Asimismo, el contrato que vincula a los Óscar con ese teatro estipula que la Academia de Hollywood tiene derecho a vetar el cambio del nombre del recinto, en caso de que se diera, si considera que no encaja con el estilo de la ceremonia de premios.
El teatro Kodak forma parte del área comercial y de ocio llamada Hollywood & Highland, por su ubicación en la esquina del bulevar de Hollywood y la calle Highland, cuya obra supuso una inversión de 94 millones de dólares.
Las instalaciones se inauguraron en noviembre de 2001 y el teatro denominado ya Kodak acogió su primera ceremonia de los Óscar en marzo de 2002.
Kodak acordó pagar 3,6 millones de dólares anuales durante dos décadas por asociar su marca al teatro.
Paralelamente, la Academia y CIM Group se encuentran en conversaciones para determinar si los Óscar continúan celebrándose en el teatro Kodak más allá de 2013.
La constructora AEG Group, propietaria del teatro Nokia y el Staples Center, pabellón deportivo donde juegan Los Angeles Lakers, suena entre las interesadas para hacerse con el contrato, que supondría el traslado de los Óscar desde Hollywood hasta el centro de la ciudad de Los Ángeles.
EFE

No hay comentarios: