martes, 14 de febrero de 2012

¿DÓNDE GUARDAN LAS ESTRELLAS DE LA FARÁNDULA SU CAPITAL?


Muchas de las estrellas de la farándula se hacen la misma pregunta: ¿Dónde guardo mi dinero? El colchón, las alcancías, los bancos y las inversiones surgen como tablas de salvación para muchas de esas celebridades. Actores, directores, cantantes y deportistas ponen sus ingresos bajo el único control en el que confían: el suyo propio.

“Tras la crisis, volví a guardar mi dinero bajo el colchón, es la forma más segura de saber que estará bien”, afirmó la actriz estadounidense Tea Leoni, en un artículo del diario El Universal, de México.

La misma receta tienen sus coterráneos, el director Alan Alda y el actor Matthew Broderick, quienes estuvieron a punto de probar el vinagre de la bancarrota, tras invertir mucho dinero en entidades que resultaron ser fraudulentas.

“Aprendí la lección. ¿Qué hago con mi dinero? Lo tengo en el banco y estoy pagando una hipoteca”, aseguró Broderick a El Universal.

Los negocios personales figuran entre los destinos que recibe el capital de los famosos. La moda es invertir en viñedos, construcciones, restaurantes y tiendas. 

El actor español Antonio Banderas posee empresas de teatro, gestión cinematográfica, bodegas de vino y una cadena de restaurantes; el director Francis Ford Coppola y el cantante Sting también invirtieron en la producción vinícola.


Coppola es dueño de una compañía vinatera, un estudio de cine, tres hoteles ecológicos y la marca de alimentos Mammarella. Sting, por su parte, compró viñedos en Toscana, Italia, y ya lanzó más de 30.000 botellas de vino orgánico.

Otro de los que invirtió su dinero en vinos fue el presentador argentino Marcelo Tinelli, quien acaba de adquirir 140 hectáreas en Agrelo, Luján de Cuyo, y planea producir sus propios vinos.Cuando cae la noche financiera, el único refugio son las inversiones seguras. Eso lo saben bien las celebridades que, como a cualquier otro terrícola, les ha tocado vivir tiempos de crisis. En este apartado, los terrenos, las construcciones y las tiendas figuran entre las más buscadas. Tierra firme. El mejor futbolista del planeta, Lionel Messi tiene en Argentina su propio country club, en la localidad de Fighiera (Santa Fe). Su coterráneo, el basquetbolista Emanuel Ginóbili, también tiene el suyo en Paraná, con muelle y playa. La figura de la NBA también se interesó en la inmobiliaria, y entre sus inversiones figuran un barrio privado y un complejo de departamentos.

El puertorriqueño Marc Anthony, mezclo su carrera como cantante con los deportes, y adquirió acciones del equipo de futbol americano Miami Dolphins.

Por su parte, las mujeres invierten más en moda y belleza. La actriz argentina, Natalia Oreiro tiene su propia marca de ropa; Madonna es dueña de un gimnasio, libros para niños y su próxima línea de ropa. 

Jennifer López también lanzó una marca de ropa, que se sumó a las que ya tiene en joyería, calzado y perfumes. Kim Kardashian y sus hermanas Khloé y Kourtney, son dueñas de la tienda de ropa D-A-S-H; además tiene una marca de perfumes y es inversionista en la marca de zapatos ShoeDazzle.

En la web. Si invertir es mirar al futuro, Ashton Kutcher constituye el mejor ejemplo. El galán invierte en nuevas empresas de Silicon Valley, como Twitter, Flipboard, Airbnb o Path.

“El cantante irlandés Bono siguió un rumbo parecido, pues es director y cofundador del grupo de inversión Elevation Partners, que tiene acciones de Facebook y Yelp; mientras Leonardo DiCaprio invirtió $4 millones en iPhone”, añade el artículo de El Universal

A la lista de los “tecnológicos” se suman Lady Gaga (inversora en Turntable), Justin Timberlake (Dekko y MySpace) y Selena Gómez, quien con 19 años, decidió aportar parte de su dinero a una nueva aplicación para telefonía móvil, Postcard On the Run.

No hay comentarios: