lunes, 5 de septiembre de 2011

LADY GAGA ENTRE LOS MÁS PODEROSOS DEL MUNDO

La cantante se encuentra en la lista de los personajes más influyentes, que es liderada por el creador de Facebook, Mark Zuckerberg.

Con tan solo 25 años de edad, la extravagante cantante Lady Gaga causó sorpresa al aparecer en el noveno puesto de la lista de los personajes más influyentes del mundo, según publicó la revista Vanity Fair.
Según dicha publicación, el primer lugar es ocupado por el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, que cuenta con más de 750 millones de usuarios.

Luego siguen en la lista los multimillonarios empresarios Sergey Brin y Larry Page (Google), Jeff Bezos (Amazon), Tim Cook y Jonathan Ive (Apple), Jack Dorsey (Square para Twitter), Marc Andreessen y Ben Horowit (inversores del capital de riesgo). Tampoco faltan Reed Hastings (Netflix) y John Lasseter (Pixar).

EMPIEZA JUICIO CONTRA EL MÉDICO DE MICHAEL JACKSON

Esta semana la Corte Suprema de Los Ángeles inicia la selección de los miembros del jurado que decidirá si el doctor Conrad Murray es culpable o inocente del homicidio involuntario del Rey del Pop.

La defensa de Murray alegará que Michael Jackson se aplicó a sí mismo la sobredosis que lo mató en momentos en que el médico no se encontraba presente en su habitación.

El juicio debía comenzar en mayo, pero el juez Michael Pastor concedió un aplazamiento por pedido de la defensa.

La selección del jurado será extremadamente rigurosa para evitar prejuzgamiento hacia el médico, algo difícil de lograr considerando el carácter público de la víctima.

"Los potenciales jurados deberán responder el cuestionario más completo que yo haya visto jamás", dijo el juez. Las audiencias propiamente dichas empezarán el 27 de septiembre y podrían durar hasta seis semanas. El juicio será televisado y ya pueden pronosticarse altísimas audiencias.  

Aunque acordó una prórroga, el juez rechazó otros dos pedidos de la defensa: llamar a los anteriores médicos de Jackson para probar que el cantante tenía dependencia de ciertos medicamentes y aislar al jurado del mundo durante las audiencias, para evitar influencias externas.