martes, 24 de mayo de 2011

UNA HISTORIA MARAVILLOSA QUE LUPILLO RIVERA VIVIO Y AHORA COMPARTE CON SUS AMIGOS


Una historia que deseo compartir con todos mis amigos:
Rafaela una señora latina quien se ganaba la vida trabajando en los Estados Unidos, en diciembre pasado recibió una inesperada visita por agentes de migración quienes le solicitaron a ella y a su hijo que los acompañaran. 
Sin tener otra alternativa Rafaela y el joven  accedieron, dejando en el desamparo a dos hijos más. Un jovencito de 15 años y una pequeña de tan sólo 9 años. Mi esposa yo, al darnos cuenta de esto, sin pensarlo 2 veces, decidimos hacernos cargo de la niña Italia.

El tiempo transcurrió. Llegó la Navidad, el Día de Reyes, así pasaron tres meses, día tras día transcurrió con alegría para la pequeña, pero las noches se tornaban tristes. De esos pequeños ojitos no dejaban de fluir lágrimas de tristeza, añoranza y dolor por su mami: “¿Dónde esta mami?”... “Quiero a mi mami”.

El corazón de mi esposa y el mío mismo se desmoronaban al ver aquel sufrimiento tan inmenso de una pequeña por su madre ¡Que cruel realidad! Estábamos viviendo, aunque mis pequeños hijos trataban al igual que nosotros de mitigar su dolor sólo lo lográbamos por unos minutos, pues de nuevo la añoranza regresaba a aquel pequeño corazoncito que reclamaba el abrazo tierno de su madre.

''Ahora nuestra familia, era la de ella… no había nadie más para consolarla. Junto a la pequeña pedíamos fervientemente a Dios por el regreso de Rafaela, a finales de febrero gracias a Dios y a los abogados que defendían el caso, Rafaela salió con probabilidades de arreglar su status migratorio gracias a su buen récord y el de sus hijos.

Su hijo no corrió la misma suerte pero al menos ahora Rafaela y sus dos hijos están juntos. Gracias a Dios y a la Oraciones de nuestro pastor Luis, la familia de Rafaela, está unida de nuevo. Hoy 21 de Mayo, Italia la pequeña quien formó parte de nuestra familia por unos meses, cumple 10 años y es la segunda fiesta que mi querida esposa y yo le organizamos.

Los latinos en mi caso, los mexicanos debemos de unirnos para juntos ser una nación fuerte en Estados Unidos, sin importarnos color, raza, ni nacionalidad, debemos tender nuestra mano amiga, para el que lo necesite, debemos de estar juntos mas que nunca!!!

Atentamente,

Un Lupillo muy sincero!!!!!!!

1 comentario:

mariana jimenez dijo...

Gracias lupillo por tener ese corazon .sabes yo soy tu fan desde el ano 2001q te vi en ontario ca.